viernes, abril 01, 2011

semana 71 / la cultura grunge...


A finales de los años ochenta aparece una subcultura llamada Grunge hoy en día es una cultura muy clara en todos los sentidos. Acompañando a todas las corrientes artísticas que se sucedieron en los años noventa, así como las literarias, ideológicas, vestimenta y pensamiento político. La primordial fue enfocarse en el mensaje más que las preocupaciones del cuerpo. 
La imagen era lo de menos, lo superficial estaba a un lado, lo artificial al otro, la búsqueda de autenticidad era el todo, ser antes que nada una contracultura y una postura anticomercial son las bases de lo que hasta hoy sigue siendo el punto y aparte en este lado del planeta.
Los intentos por ridiculizar a otras bandas, se concretaron al tomar elementos del punk y de los leñadores del Noreste de los Estados Unidos de América, camisas de franela, pantalones viejos desgastados, botas de trabajo (en especial Dr. Martens) y gorros de esquí. 

Como sucedió con otros movimientos -la cultura de masas- tomo todo para masificar-lo y venderlo como un producto de moda, lo que incomodo a muchos en especial los que estaban dentro de la música.

En los años ochenta existió una vertiente comercial del rock llamada hairy rock, glam rock, hard rock... Las tres compartían el gusto por lo ostentoso, glamour, lo exagerado en cuanto a peinado y ropa, en pocas palabras un circo en torno a una especie de rock que no traía ni un mensaje sustancioso (lo que el reggaetón es al reggae) siendo de esta manera una reacción contestataria a estos grupos y a sus seguidores el grunge con sus camisas escocesas de franela con pantalones de lona rotos con la intención de llevar un aspecto descuidado a propósito y con ello dejar en claro que no les importaba la imagen ni pasarse horas en el espejo arreglándose el cabello ya que por lo general se llevaba largo y sin cuido alguno, así como la clásica barba de tres días y en la mayoría un candado o barbas de chivo (tipos de bigotes).

Se trataba de estar de acuerdo a las circunstancias oponiéndose al materialismo, consumismo, comercialismo y la decadencia de ciertos valores básicos como la libertad por libertinaje. Buscando en todo momento el pacifismo y rechazo a toda forma de violencia. Derivando en el pesimismo y la depresión de vivir en estos tiempos finales de no futuro.

   

 

No hay comentarios.: