jueves, agosto 11, 2011

semana 77 / eso que se llama moda grunge y la fotografia...

Nunca se pensó como una moda fue poner en marcha un plan de sentirse cómodos en este caso las chicas ya cansadas de tener que pasar muchas horas en el espejo de las interminables búsquedas de lo fashon en las tiendas y de las etiquetas de marca en la ropa trajeron consigo la rebeldía de la música a su vestimenta... Esto trajo consigo también la fotografía que ya les había explicado la otra vez, ahora unos ejemplos...
Casi siempre es con la modelo sentada en el suelo con el ahí se va...
 Es muy recurrente ver a la modelo sentada en el piso como quien no tiene preocupación alguna, si aprecian su vestimenta de botas de trabajo, medias negras, minifalda y chaqueta de aviador... 

Nunca puede faltar la de la tina y las medias rasgadas...
 El angulo de la tina nunca puede faltar con una chica que por lo regular anda con un vestido y las medias rasgadas, eso crea un dramatismo digo de ser recordado...


Otra de tina...
 Como se podrán dar cuenta gustaban mucho de usar los baños y las tinas como escenario para crear piezas con un gran contenido de tensa calma, siempre con el vestido y las botas de trabajo junto al aspecto descuidado del cabello.

Siempre en el suelo...
Como dentro del grunge se trata de estar cómodos, hay una tendencia a la pose de relax que se ven en ciertas fotografías, así es como se ve ya con sus clásicos tenis Convers all star y la camisa de franela a cuadros... 

El ¿Por qué? de esto...

Fuertemente ligado al retoque digital y las fotos muy trabajadas tiene ese gusto por lo viejo, sucio, oscuro, melancólico, un aire que recuerda un poco al surrealismo pop mezclado con el gótico. “Grunge”  es sinónimo de suciedad, desorden y de saber llevar al límite sentimientos tales como la soledad y la angustia. 

Michael Lavine, es considerado el precursor de la fotografía y de documentar el -grunge- matriculado en la univerdad de Universidad de Olympia (Washington) tuvo ocasión de frecuentar los ambientes punks de Seattle y a fotografiar a quienes se dejaban caer por allí con su Leica M2. En 1986, Bruce Pavitt, fundador de Sub Pop, llamó a Lavine para encargarle la portada del 'Right Now!' de Pussy Galore. A partir de ese momento se estableció entre los dos una fructífera colaboración y que, de paso, permitió que para el objetivo de Lavine posaran The Breeders, Kim Gordon, Mudhoney, Screaming Trees, Pearl Jam y, por supuesto, Nirvana.

Información de soitu.es

 

Continuará...  

No hay comentarios.: